Han pasado 12 años desde que cree este blog…

Muchas aventuras y desventuras, alegrías y tristezas, sonrisas y lagrimas…

Nunca pensé que la mejor terapia seria esta pero así ha sido y solo puedo estar agradecida.

Mi pasacalles continúa pero con la cara renovada y sus calles asfaltadas.

A todos/as, gracias.

lunes, 22 de octubre de 2018

Retrato de M

M, me hace llorar.

Me dice las cosas tal y como son aunque duelan,
mientras me pide perdón por su franqueza,
mientras se emociona a la par que yo y me dice lo mucho que se preocupa y lo mucho que me quiere.
Veinte años de amistad dan para eso,
dan para eso y para mucho más.
Porque no hay que vivir del recuerdo,
pero si debemos recordar…
todo lo que fuimos una vez, todo lo que somos esta vez y todo lo que podemos llegar a ser alguna vez.

M, me hace pensar.

Me dice sin tapujos lo que a veces no quiero escuchar.
Mientras me dice: Al menos, piénsalo.
Mientras yo le contesto: Lo haré, lo prometo. En eso estoy.
Y consigue que le dé vueltas a todas sus palabras aunque ya no esté con ella en el mismo lugar.
Porque no importa el sitio, no importa el lugar…
Porque ella siempre anda conmigo.
Revolotea a mí alrededor y me acompaña, callada.

M, me sigue sonriendo.

Como aquella primera vez,
con aquel esplendor y con tanta luz como para iluminar por completo,
aquella pista de baile en la que tantas noches nos deslizamos y en la que hacíamos practicas de vuelo con constantes despegos y algún que otro atierro.
Mucho nos ha cambiado la vida,
a M y a mí,
pero nosotras seguimos siendo las mismas,
cambiamos, si…y mucho…
pero seguimos teniendo toda aquella verdad.
Más confianza, más cariño y más amistad.
A pesar de los errores, a pesar de las penas, a pesar de los años, a pesar de la vida.

M, es mi familia.

Como dice ella…
de esa que es elegida…
pero es más,
al menos yo así lo siento.
Tengo la férrea idea,
de que por nuestras venas…
la sangre que circula,
es casi la misma.
Y que ella es,
como aquella hermana que nunca tuve pero que siempre quise tener.

M, me hace sentir.

Me hace llorar y casi siempre, es de felicidad.
Porque me hace feliz cuando me hace sentir tan querida y con ganas de volver a despegar.

M, está ahí…
En la pista de baile y bailando para mí.

8 comentarios:

  1. La mía es N
    Y la adoro
    Por qué es la única que "se atreve" a decirme que no y que si, con tanta franqueza y verdad que no me queda otra que rendirme a ella.
    N es la mujer de mi vida, sin duda, la que ve tras mi coraza enorme lo frágil que en realidad soy.
    Así que por tú M y mi N, con permiso, Te quiero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Permiso concedido... faltaría mas!!! <3 Besos guapa.

      Eliminar
  2. Estoy casi segura de que M podría escribir un texto similar hablando de ti, su L.
    En la vida encontramos almas gemelas, esa familia que efectivamente elegimos, y con quienes con los años, a fuerza de vernos en todos los estados posibles, podemos mostrarnos sin máscaras. Y cuando nos relacionamos desde nuestro verdadero yo, lo que se genera es una relación mágica.

    Qué bonito homenaje a M.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy pensando en mandárselo... porque a veces damos por hecho las cosas y no abrimos la boca... y ella, es mágica... y quizá no se lo digo tanto como debería. besos

      Eliminar
  3. Es preciosísimo... Que amistad tan verdadera, que bonito conservarla desde siempre.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a mi espacio, muchas gracias. :) nos seguimos. Un abrazo.

      Eliminar
  4. M, que dudo que no sea yo, aunque aveces torpe, te quiere. M que seguro soy yo, porque yo bailo como nadie en este mundo, entonces, es evidente que soy M, te admira y me encanta todo lo que escribes, nos duela, te duela o me duela, lo importante es que nos hace sentir, y sentir, es señal de vida, aunque ésta sea muy puta. María en agosto, M a partir de ahora. Te quiero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi María... tu no te imaginas lo que me ha gustado tu comentario... nos sabemos tanto que a veces ni tan siquiera nos miramos.
      Y si, la vida es muy puta pero a mi no me importa estar puteada, si es contigo.
      Te quiero pequeña.

      Eliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...