miércoles, 28 de octubre de 2009

Dímelo


¿Dónde van a parar los te quiero cuando no se dicen?
Porque igual que los sueños, ¿a algún sitio tienen de ir?.
Todos aquellos que no se pronuncian.
Todos aquellos que no se dicen.
Todos aquellos que no se escuchan.
Todos aquellos que se escapan, que se pierden entre el ruido.
Cuando vamos en su búsqueda

y no encontramos nada.
Y aún poniendo atención, apenas se oyen, apenas se diferencian.
Quisiera no perderme ni uno siquiera.
Avaricia codiciosa concentrada en dos palabras.
Tan solo dos palabras.
Tus dos palabras.

3 comentarios:

  1. Por mucho que te los guardes, esos te quieros siempre se dicen: con la mirada, una caricia, un gesto, un beso..no se pueden quedar ahí dentro porque se ahogan..necesitan alimentarse, tienen hambre de "ser correspondidos".
    Aunque sí..a veces hay que escuchar con los oídos el Te quiero, y no debería dejar de hacerse..al menos uno cada 8 horas, para evitar dolores y tal..
    muaks

    ResponderEliminar
  2. no se como se llama ese lugar, pero estoy segura de que es un lugar triste...
    los te quiero nunca deberían ahogarse, pero... a veces es tan dificil.
    un beso!

    ResponderEliminar
  3. estoy absorta, solo leo lo q siempre quise decir...que me dijeran...y mis palabras estan en tus letras, hace dias que te leo y solo me caen lagrimas...te admiro con toda mi alma!!!

    ResponderEliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...