miércoles, 15 de abril de 2009

A Papa y Mama

Hace ya mucho tiempo que pienso en esta carta. Quiero deciros tantas y tantas cosas, que al ponerme a escribir algo extraño me bloquea.

Han sido dos años duros, muy duros. Dos años en los que me he sentido muy vacía, en ocasiones desgarrada, sin ilusión, dos años que quizá sería mejor olvidar, hacer como que no pasaron, pero eso es algo imposible, porque dos años tienen muchos días, muchas noches, muchos momentos y no todos han sido malos, pero así de efímera es la vida, a veces te da y a veces te quita.

Después de dos años, he logrado sin saber aún como, quitarme esa tristeza, esa desazón, consigo levantarme con otro animo, con otra manera de ver las cosas, ni mejor ni peor, sólo diferente.

Intento por todos los medios quitarme de encima sufrimientos inútiles, sufrimientos que no me llevan a ningún sitio. Intento hacerme la vida más amena, más fácil.

Consigo recordar muchas cosas, quizá olvidadas en esta cabeza loca, muchos momentos, muchos sentimientos.

Sé que no es fácil, pienso mucho en vosotros, en como os debéis sentir y por más que lo intento sé que no alcanzo a lograrlo, porque cada uno siente, piensa, ama y duele de manera diferente, desde su posición, desde su totalidad, desde su manera de demostrar o de ser.

Las cosas pasan porque si, no hay que darle vueltas o buscar respuestas cuando no las hay, no es Dios ni uno mismo el que decide, pasa y pasa sin más.

A veces buscamos algo o alguien en quién creer cuando las cosas no van bien, o nos encomendamos o suplicamos aún sin creer, es raro, yo me siento muy rara en esas situaciones.

Pero a día de hoy y sabiendo lo que sé, ni mucho ni poco, pero suficiente al menos para mi manera de entender las cosas…veo que no hay que esperar nada de forma gratuita, ni contar con nadie si no se unen los lazos…y que esos lazos, en ocasiones se desenredan con una agilidad espantosa.

El tiempo….que gran compañero de viaje, hace que todo resulte más fácil…a medida que va pasando.

No hablo de olvido, hablo de tiempo. Y aunque a veces parezca que van unidos, yo intento separarlos con todo mi empeño.

Porque ni puedo ni quiero olvidar. Es así de simple.

Me gustaría poder transmitiros todo esto que siento, haceros la vida un poco más fácil si es posible, rellenar esos huecos vacíos que quedaron con grandes dosis de amor, con simple presencia, esa presencia que a veces me impide la distancia.

Quiero veros felices, quiero que entréis, que salgáis, con ganas…cuando os veo sonreír me siento tranquila, y eso me gusta.
Porque la vida es un corto espacio de tiempo y hay que disfrutarlo al máximo.

Ahora somos tres, siempre fuimos cuatro y ahora somos tres, si…es triste, lo sé…y aburrido…a mis treinta, ahora, después de tanto tiempo, no me apetece ser la única…

Pero no puedo elegir y vosotros, tampoco.

Esto no es una partida de parchís donde competís como si os fuese la vida en ello, donde movéis ficha a vuestra conveniencia y placer…para acabar enfadándoos por haber perdido….que sencillo seria poder jugar a la vida como a un juego de mesa.

Pero no es así, y aunque sigo pensando que deberíais cambiar vuestra forma de verlo, se que no lo haréis, porque os resulta imposible entenderlo.

No lo juzgo, no lo critico, no lo cambio. Solo quiero lo mejor y ponerlo en vuestras manos.

Hay una frase, que me hace sentir bien, es:

Concédeme, Señor, serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valentía para cambiar las cosas que puedo cambiar y sabiduría para conocer siempre la diferencia.

Leerla cien veces, mil veces, un millón si hace falta.

Aprendérosla porque creo que es el único consejo que esta niña os puede dar.

Quiero veros felices, porque sin duda en esta vida hay mucho más.

Muchos mas días, muchos mas sueños, muchos mas deseos…y desafortunadamente, habrá mas desgracias….así que debéis estar preparados, debéis estar listos, debéis estar fuertes…y sonrientes.

Quiero escribiros tanto y tan bueno, que me quedo en nada….carta inacabada desde hace casi un año…carta que involuntariamente pierde fuerza, pierde sentido, pierde brillo.

Quiero pensar que algún día la terminare, que le pondré punto y final, y pasare la pagina…quiero pensar…

No lo se…

Os debo tanto, y a veces me siento tan pobre en demostración… que sigo sin saber…un día más.

Continuará…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinion, para mi es importante...