viernes, 3 de julio de 2020

Hoy quisiera

Hoy quisiera escribir mil versos.
Encontrar en la poesía todo aquello que me falta.

Hoy quisiera recitarte esos mil versos al oído
y darme cuenta como se eriza tu piel al escucharme.

Hoy quisiera decirte las cosas de mil miradas distintas
para que solo tú me entiendas.

Hoy quisiera recostarme en tu pecho y anidar en tu clavícula,
absorber ese espacio que respiras y que no es de nadie…
y hacerte el boca a boca si veo que te falta el aire.

Hoy quisiera detener(nos) en el tiempo,
volver a tener aquella sensación de falta de prisa,
acompañar al segundero en su tic tac perpetuo
y encontrarte a ti, siempre en movimiento.

Hoy quisiera encontrarme contigo en esta desdicha
y tachar tu nombre con alevosía…
de mi lista de cosas inacabadas,
hasta romper el papel por una fuerza desmedida
como si el papel tuviese la culpa.
Incluso tachar el mío de esa otra lista de cosas pendientes…
porque no hay nada tan triste como sentirse perdida, olvidada dentro de una misma.

Hoy quisiera dejar de buscar(te),
dejar de encontrar(te),
de traer(te) a mi memoria,
tan solo un instante.

Hoy quisiera leerte entre líneas,
adivinar todos los mensajes ocultos,
descifrar cada una de las sonrisas que no me has llegado a mostrar
o descubrirte mirándome como si fuese la mujer más bonita del mundo.
Como cuando te leí parte de aquel libro que tú no terminaste
y que a mí tanto me sigue gustando…
“es importante ver con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”.

Hoy quisiera escribir un poema y parece que lo he conseguido.
Quizá no es todo tan malo como creía.

martes, 30 de junio de 2020

30 de Junio

Celebro todos mis Abriles y todos tus Junios, todos mis Julios y todos tus Agostos...
porque entre la vida y la muerte apenas hay unos meses...
Y yo sigo aquí, para poder contarlo(s).
Deberás esperar un poquito más para que te vaya a visitar.
Estés donde estés… que estés bien.

lunes, 22 de junio de 2020

Poemás o menos #2

Escribir es sentir la vida y la vida late con la poesía.
Cuando escribo, me encuentro con lo que ya sé,
me reafirmo con ese pensamiento, con ese sentimiento.
Escribirlo lo hace real, hasta entonces es como si no lo fuera.
En estos días, me cuesta horrores hacerlo.
Desnudarme por completo con mis versos.
Mostrarme tan vulnerable…así de frágil.
Encuentro en las mínimas, lo máximo que soy capaz de escribir.
Y un muro contra el que golpearme, por no saber cómo atravesarlo con un buen texto.
Lo máximo en el sentir, lo mínimo en el decir.
Eso son las mínimas para mí.
Mínimos instantes que a su vez son muy grandes.
Mientras que necesito encontrarme con esa (mí) poesía, solo ella me calma… y deshacer esos nudos como sea, fluir con las palabras y sus consecuencias.
Escribo porque lo necesito, porque debo sacar de dentro lo que siento y esta es de la única forma que sé.
Y que no me cueste tres días, a(r)marlos
¿Por qué me cuesta tanto últimamente?.
No me acaba de gustar nada.
¿Mínimas ,máximas? (error de apreciación)
De lo mínimo a lo máximo a veces sólo hay un paso.
¿Lo damos?.

viernes, 19 de junio de 2020

Mínimas #9 (sobre la poesía)

El poema que no quería llegar pero que llegó al final.
Léelo.

---

Consigo visionar todo lo que te leo
incluso percibo los aromas
de lo que con letras…
cocinas a fuego lento.

---

Mi voz en off está más on que nunca.

---

¿Qué sería de nosotros sin la(s) palabra(s)?.
¿Sin la poesía?.
Combatamos con letras tanta tristeza.

---

Guarecerse de toda tormenta bajo el mismo techo y encontrarte calada hasta los versos.

---

Siento que la poesía es mi única compañía
me gusta sentirla cerca
me hace sentir mejor.
Paso de página.

---

Quiero besar unos buenos versos y versar unos buenos besos.
Y te lo cuento...
Sólo si me das un buen be(r)so.

---

Tengo poemas escritos que no recuerdo a quién se los escribí.

---

Tengo la sensación de que mis mejores textos, mis mejores poemas, ya fueron.

---

Calada hasta los versos, lo notan hasta mis huesos.

---

Quisiera escribir el verso más bello con todo lo que no pude sentir,
con todo lo que nunca llegaré a ser capaz de sentir.

---

A veces me pasa,
que no logro decir lo que quiero decir en realidad
y entonces se quedan todos esos versos como flotando en el aire…
girando a mi alrededor y no llegan a ninguna parte

miércoles, 17 de junio de 2020

Si pudiera...

Si pudiera volver de vez en cuando a tus ojos y vivir desde dentro tus amaneceres,
oxigenarme una vez más de ti con aquel parpadeo incesante con el que lo llenabas todo de luz y de aire o volver a hacer equilibrio en el filo de tu sonrisa sabiendo que tú nunca me dejarías caer…
Si pudiera volver, tan sólo una vez más…

lunes, 15 de junio de 2020

Pongamos que hablo de mí (y de ti)


Ya no estás.
Ni ayer, ni hoy ni mañana y tu lado de la cama sigue vacío y frío, al igual que yo.
Y la herida sigue abierta, al igual que mis piernas…
pero sigo sin dejar que nadie entre.

Prefiero una herida que pueda curar a negarme a conocer a alguien por el miedo a lo que pueda pasar… no soy tan cobarde.
Y sí, esto lo prefiero. Pero no llega nadie que me despierte el más mínimo interés.
Juré olvidarte pronto y no he podido. ¿Qué si lo he intentado? Créeme que sí.
Voy a intentar explicarme. 

No solo te perdí a ti sino que también perdí la idea y la ilusión del amor.
Y desde entonces sigo sin encontrarla(s) y si soy sincera, he dejado de buscarla(s).
Y eso no quiere decir que me cierre en banda, que me niegue cualquier tipo de emoción o sentimiento, solo que como no busco, no encuentro…
Y así van pasando los días, los meses (y sí, los años también) sin cambio aparente.
Hay diferentes categorías. Y hay una categoría superior donde solo estás tú.
Y allí arriba, además de ti, también está el recuerdo de tu amor (y el mío) y de lo bonito que fue mientras duró.
Y nada ni nadie está a esa () altura.
Contigo creí en el amor para siempre y contigo volví a no creer en esa posibilidad.
Y soy consciente que nada dura eternamente pero estoy hablando de lo que sentí y eso, no lo puedo cambiar aunque quiera.
Y tampoco puedo ser más sincera.
Pero sigo escribiendo desde las entrañas… y me sigue gustando esa palabra y la he vuelto a meter en un texto (así como quien no quiere la cosa…).

Estoy a tiempo de no volver a estarlo nunca. Y no me importa.
Tengo varios déjà vu de ti pero con otras protagonistas y cuando esto ocurre, tengo la sensación de que el mundo está lleno de malas copias.
Y no me gusta.

Y todo esto que he escrito, viene a raíz de una conversación con una amiga (ahora sí debes darte por aludida) en la que hablábamos sobre todo esto.
En todo lo que perdemos de nosotros mismos cuando hay una ruptura y que a veces es incluso mayor que la pérdida de esa persona querida o de lo que teníamos con ella.
No intento hacer balanza, ni descubrir que lado pesa más, ahora soy capaz de pensar en todo esto sin que me duela… aunque no lo parezca.

Eres, quizá, ese vacío que lo llena todo.
Al menos, hasta el momento.





No querer da la misma tristeza que no ser querida.




jueves, 11 de junio de 2020

Mínimas #8 (sobre la distancia)

Pasos en falso
¿destino?
(está claro)
a ninguna parte.

---

Estar con alguien y sentirse solo
es como comer sin tener hambre.
Sienta mal.

---

No puede volver quien no se va.
Todavía sigues aquí.

---

A veces tengo la sensación de que alguien me sigue.
Siempre me quedo con la sensación de que nadie me alcanza.

---

No quiero encontrarme contigo en la monotonía.
No nos buscaré.

---

Yo creo que no podría, ya no.
La distancia es insalvable.

---

Descubrí que el horizonte es algo más que una sola línea horizontal.
Descubrí a la vez, que soy incapaz de volar…

---

Se nos rompió el amor por no usarlo.
Y el desuso, nos reubicó en otro mapa.
En un boceto borroso,
sin mucha luz pero con muchas sombras,
en el que me cuesta situarme y en el que me cuesta mucho más,
visualizar el lugar a donde quiero llegar.

martes, 9 de junio de 2020

Buscando tormentas

Primero la tormenta, después la calma.
Ese es el orden que suele seguir,
salvo tú,
que siempre vienes después de la calma para hacer tormenta,
intentando arrasar con todo, hasta conmigo.
Ese parece ser tu pasatiempo,
pero te cuento por si no lo sabes que yo no tengo el mismo,
que ese…
no
es
el
mío.

viernes, 5 de junio de 2020

Mínimas #7 (sobre el amor)

Una vez me enamoré de unos ojos.
Bueno, tal vez fueron dos...

---

Todo se precipitó al mirarte,
todo se resumió en mi sonrisa.

---

Buscamos a alguien que nos quite el frío de encima
cuando lo que necesitamos es a alguien que nos lo quite de dentro.

---

Da igual el sitio si es con nosotras.

---

Me da igual donde, me importa el cómo y el con quién.
Tampoco es necesario un porqué.

---

Supongo que el amor de verdad nos desnuda como nadie más.

---

Hay personas a las que no se las debe besar a no ser que quieran.

---

Me miras y te miro y nada más importa.

---

¿Será que amar es esto?
después te lo pregunto.

lunes, 1 de junio de 2020

(Entre) paréntesis #2


LO QUE ELLA DICE

LO QUE (YO) PIENSO
Vivimos deprisa.
                                (Deberíamos amar(nos) desspacio)
Tengo una teoría.
                                                              (Yo tengo dos)
Tengo una idea.
                                            (Y a veces hasta es buena)
Te contradices tú misma.
       (No, veo diferentes opciones para una misma cosa)
Eres muy nerviosa.
                                                    (Pero de ritmo lento)
Me culpas a mí.
 (Relaciono circunstancias con personas que las causan)
Quiero perderme.
                                                   (Quiero encontrarme)
Por nada en concreto.
                                                  (Por todo en especial)
Cambiaré por ti.
                                           (Hibernarás por un tiempo)
Tengo un problema.
                                                    (Mi problema soy yo)
Confía en mí.
                                                              (No debería…)
¿Siempre tienes que decir la última palabra?
                                                                (No siempre)
¿Qué somos?
                                                             (Eres preciosa)
Ojalá pudiéramos volver a ser desconocidas…
                                                                      (Ojalá…)
Te necesito.
                                                                (Te prefiero)
Lo he pensado dos veces.
                                            (Te has elegido en ambas)
Si me sigues mirando así…
                                              (No podré evitar sonreír)
Acelera.
                                                             (Echa el freno)
Yo te hago a ti...
                                (Lo que a ti te hicieron las demás)
Daría algo por saber que estás pensando.
                                                                     (¿El qué?)
Cuando me dé cuenta.
                                                    (Quizá llegues tarde)
No seas tonta.
                                     (Es un arte parecerlo sin serlo)
Tenemos una conversación pendiente.
                                                     (Y pendiente está…)
Se avecina una tormenta.
                                            (Se atormenta una vecina)
Me lanzo a la piscina.
                                                 (Tiene agua, tranquila)
Si tú quieres y yo quiero.
                         (Pocas cosas son tan fáciles como esta)
Yo, yo, yo…
                                                        (¿Cuántas tú hay?)
He estado con muchas personas.
                                           (Has querido a bien pocas)
No voy a hacer nada.
                                                   (Eso ya es hacer algo)
¿Qué te dice tu instinto?.
                                  (Que debería hacerle más caso…)
¿Que problema tienes?.
                                                             (No lo sé ni yo)
Necesito hacer muchas cosas.
                             (En nada me ocupo y todo me llena)
Es fácil quererte.
                                              (Y lo difícil que lo haces)
Te da miedo sentir.
                                 (Me da más miedo no sentir nada)
Ya no sé si te acuerdas.
                                               (Ya no sé si me importa)
La noche y el día.
                           (Sueño mucho más de lo que duermo)
El amor a veces no se puede arreglar.
                            (Si no se puede arreglar, no es amor)
Hablando se entiende la gente.
                               (Callando se malentiende la gente)