viernes, 26 de noviembre de 2010

Vendo

Vendo la insoportable levedad del ser cuando no sabe que hacer.

Vendo las preguntas que no llevan a qué y vendo las respuestas que no sirven de qué.

Vendo las ganas, el cansancio, la indecisión, las dudas y las metáforas.

Vendo la desilusión.

Cuando nadie me oye, vendo hasta mi voz.

Vendo la tristeza, las lágrimas, el mal sueño y las malas caras.

Vendo la rutina, las obligaciones, el aburrimiento, el querer y no poder y de paso también vendo, el querer y no saber.

Vendo los sueños que no se cumplen y los que se olvidan al despertar.

Vendo los envases del vacío, los remiendos del castigo y los insultos desmentidos.

Vendo las verdades a medias y las mentiras enteras.
Vendo las mentiras que son dichas de verdad

Vendo lo infame, las calumnias, los reproches y el descaro.

Vendo el silencio y las palabras atropelladas.

Vendo la soledad del alma, vendo el olvido, el extravío, las pocas ganas y las promesas aceleradas.

Vendo el desastre, el caos y el suicidio.
Vendo la ira, la cólera y el miedo.
Vendo la farsa, la comedia y el drama.
Vendo la queja, la inseguridad y el egoísmo.
Vendo el des-alivio, la fatiga y la ansiedad.
Vendo la incongruencia, la desfachatez y el pasotismo.
Vendo el desazón, la penuria, la enfermedad y el dramatismo.

Vendo el cerebro cuando no hay nada dentro.

Vendo la pereza, la rutina, la cotidianidad y vendo la obligación cuando es interpuesta.

Vendo extrañar a alguien, el paso del tiempo y como este nos hace cambiar.

Vendo a peso las cosas que pesan, las que cargan espaldas y duelen auras.

Vendo el hambre, la guerra y las armas.
Vendo las normas, las palmaditas y las mascaras.

Vendo los despidos y las despedidas.
Vendo los retales de una vida que ya he vivido.

Vendo la tristeza del que se siente ignorado, el mal humor del malhumorado y la autoestima del despechado.

Vendo la infidelidad del que no sabe decir que no y vendo también las justificaciones del posterior.

Vendo la mirada triste, la de dolor, la que te busca entre la gente y te hace sentir culpable aún sin razón.

Vendo lo invendible.
Aún sabiendo que a nadie le debería interesar.

12 comentarios:

  1. Y si no los compra nadie..despídelos directamente, que no valen nada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Vaya paradeta que te sale eh..me dejas que ponga a la venta reproches sin sentido?
    Beso

    ResponderEliminar
  3. Claro que si!

    Aqui se puede poner a la venta todo lo sentido y que sin sentido consentimos...

    De nada nos sirve quedarnos con todo esto, hay que sacarlo y perderlo de vista cuanto antes... que hace daño.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Más vale vender que no vendar...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Supongo que en el fondo todos tenemos una larga lista de cosas de vender...

    "Vendo la rutina, las obligaciones, el aburrimiento, el querer y no poder y de paso también vendo, el querer y no saber." ahí le has dado... me guardo este texto en favoritos, ha sido una pasada <3

    ResponderEliminar
  6. existiran compradores?

    ResponderEliminar
  7. mas de alguien querrá comprar una de tus ofertas!
    vendería un mal de amor... aunque es difícil que lo quieran

    ResponderEliminar
  8. "Vendo la queja, la inseguridad y el egoísmo."

    Eso es lo que debería vender yo.
    Pero no desesperes, siempre habrá alguien dispuesto a comprar.

    Un texto magnífico, Laura(:

    ¡Un besote, preciosa!

    ResponderEliminar
  9. Hola hermosisima mujer! hay que vender asi, de a todo en todo :D

    Pues me ha pasado algo muy extraño, antes que nada (gracias por preguntar) es que ha aparecido una chica (ex chica de mi chico, su gran amor de niños) algo asi como lo que él fue para mi ella lo fue para el. . . y las cosas, son extrañas! Yo ando extraña.

    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Lau querida.

    Ya sabés que no te puedo comprar nada, no lo quiero, ando en las mismas, con canastas llenas de tristeza, nostalgia, heridas y más.

    Te propongo que antes de vendarlo lo enterremos, cabemos un hueco en la mamá tierra que es sabia y convierta todo la lista en hermosas flores, lluvia fresca, brisa, alegría...

    Ya más tarde cuando veamos el arcoiris sabremos que todo habrá terminado, y que podremos salir a correr a la orilla del mar sin dolor alguno.

    Un abrazote.
    Cuidate mucho guapa.
    Luz y magia pata vos.
    Beso.

    ResponderEliminar
  11. Compro.
    .Compro ha esa persona que tenga buen corazón
    .Compro ha esa persona que está ahí aunque no la llames
    .Compro ha esa persona a quién no tenga todas esas respuestas,pero las sabe buscar sin cesar
    .Compro ha esa persona a la que sabe entregar su corazón sin esperar nada a cambio
    .Compro ha esa persona GRANDE y MARAVILLOSA y ha la que sabe ESPERAR ha que llegue su gran momento
    .Compro ha esa persona que nunca pierde el brillo en sus ojos,pese a los palos de la vida
    .Compro ha esa persona a la que nunca le falta esa sonrisa en su cara
    .Compro ha esa persona GRANDE y GIGANTE en TODO lo que se propone

    Estas en venta???Porque si lo estás, te vuelvo a COMPRAR!!!!

    Mil besos de TQ!!

    ResponderEliminar
  12. Ais... la rubia anonima... jajajaja gracias amor! yo tb te compro!

    ResponderEliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...