miércoles, 3 de marzo de 2010

Pecado (R)

Uno, dos, tres, cuatro, cinco dedos.
Una mano.
Uno, dos, tres, cuatro, cinco dedos.
Dos manos.
Diez dedos.
Dos timones con rumbo tu cuerpo.

Inquieta tu pasión.
Inquieto mi ego.
Naufrago en deseo.
Me pierdo.
Ansío lo que no tengo.
Lo busco.
Lo encuentro.
Me adueño.
Rozo tu pecho.
Te observo.
Acaricio tu espalda, tu cuello, tu muslo, tu sexo.
Paro.
Retrocedo.
Empiezo de nuevo.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco los besos.
Uno, dos, tres, cuatro, cinco los mordiscos.
Bocados de carne, que al punto, sirvo en mi plato.
A la mesa me siento, a la mesa me acerco.
Mesa transformada en cama.
Bebo, como, saboreo.

Rodeos.
Infinitos rodeos.
Volteos.
Vueltas y vueltas doy, para encontrar lo que tienes para mí, dentro de tu cuerpo.
Bendito tu cuerpo.
Tesoro encontrado.
Tesoro admirado.
Sonidos, suspiros, susurros al oído.
Me estremezco.

Una, dos, tres, cuatro, cinco las caricias.
Una, dos, tres, cuatro, cinco las miradas.
Dos ojos que me miran.
Par de dos.
Par perfecto.
Alientos cálidos que se abrazan, que se hablan, que se dicen mucho, sin decirse nada.

No hay palabras.
Solo miradas.
Solo deseo.
Solo dos cuerpos, que desnudos se enlazan.
Se aman.
Que se lían entre las sábanas.

Nudos que se deshacen.
Fácilmente.
Como nudos corredizos que uno tras otro se desatan.
Desechos de piel, desechos de hilo.

Hilo rasgado por dedos y uñas que arañan, aprietan y rompen las sábanas.

Escalofríos. Espasmos. Temblores.
Por fin, orgasmos.

Llego.
Llegas.
Llegamos.

Empezamos la partida y la acabamos.

Silencio.
Abrazos.
Besos.
Sentimientos volcados.
Pasión desenfrenada y deseo entregado.
Sin baremo, sin límite, sin retroceso, sin medida.
Trueque perfecto.

Ansias calmadas.
Aromas y sabores distinguidos.
Reconocidos.
Degustados.
Saboreados.
Catados con gula, pereza, soberbia, avaricia, envidia, lujuria e ira.
Siete son los pecados capitales.
Infinitas las veces que deseo pecar y ser perdonada.
Pecados por los que pido perdón, a ese ojo que todo lo ve, por ser débil y caer en la tentación.
Por morder la manzana, dejarme llevar y no aprender del ayer.

¿Pero qué puedo hacer yo?
¿Qué culpa tengo?
Si al ver tu cuerpo desnudo, pierdo el sentido.
Sentido que encuentro al hacerlo contigo.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco los sentidos.
Vista para verte. Aprenderte.
Oído para escucharte. Entenderte.
Olfato para olerte. Respirarte.
Tacto para tocarte. Rozarte.
Y gusto para saborearte. Y sin más, besarte.

Cinco sentidos, al que hoy, esta noche, añado uno.
Corazón para cuidarte, corazón para quererte.
Simple latido, para gozar amándote.


Escrito el 15 de Mayo del 2009

20 comentarios:

  1. He pensado en reeditar viejos textos... asi cuando no tenga tiempo o no tenga nada que decir, no habra silencio.
    Algunos los modificaré, debido al paso del tiempo.
    Otros los dejaré tal y como están, como este.
    Espero que os guste la idea.
    (yo se la robé a Delgaducho)
    ;-)

    ResponderEliminar
  2. Pues has pensado bien jeje
    besos

    ResponderEliminar
  3. Me encanta. Yo también quiero el sentido corazón, aunque a veces pienso que ese sentido es la suma de todos los demás

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. mmm, me ha gustado,
    dinámico, visual, harmónico y sincero.
    Creo q tengo q ponerme al día con los blogs... q me he dejado unos cuantos textos aún sin leer...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. me encanta lo de la opinión de los perezosos, o en su caso, las veces que lees un texto y no sabes que decir. Me gusta.

    ResponderEliminar
  6. Corazón, ese es el mejor sentido, el que muchas veces se nos olvida usar.

    Me encanta leerte, de verdad que es genial ver que has actualizado. Tienes esa forma de ser explícita y a la vez tremendamente elegante.

    Un beso, señorita fan de Cat Power.

    ResponderEliminar
  7. Ha sido linda esta fanfarria de emociones, un besote.

    ResponderEliminar
  8. No se si el texto es de ahora o es reeditado, pero es genial. Además como yo soy bastante nuevo en tu casa, me encantará soñarlos ;)

    Besos preciosos

    ResponderEliminar
  9. Laura como estás? Hace poquito nos empezamos a leer, así que por favor, que la reedición de estos textos no se haga esperar demasiado. Despues de saborear esta publicación, me imagino que tendrás guardas otras joyitas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Genial! Pero... ¿perdón por qué?

    vivan los pecados pescados!

    ResponderEliminar
  11. Un, dos, tre, cuatro, cinco, los aplausos, guaoooooo!!!que ritmo!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. QUé aburrido sería sin estos pecados!

    ;)
    Muá.

    ResponderEliminar
  13. Gracias a todos!!! asi da gusto!
    Dani, es reeditado...Pondre la R al lado del titulo cada vez que asi lo sea.ok? besos

    ResponderEliminar
  14. Diiiiiiooossssss, me ha encantao cada estofa cada frase, cada palabra y cada sentido...

    Ole por ti y por hacerme sentir todo eso!!!!!

    besos y sigue tan way!!!

    ResponderEliminar
  15. Pues si estos son viejos textos no quiero pensar cuando vuelvas a escribir de nuevo... geniales como siempre.

    besotes de esta peke.

    pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe caliente, siempre que quieras...

    ResponderEliminar
  16. ¡El trueque de trueques!

    Maravilloso, Laura. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...