Han pasado 12 años desde que cree este blog…

Muchas aventuras y desventuras, alegrías y tristezas, sonrisas y lagrimas…

Nunca pensé que la mejor terapia seria esta pero así ha sido y solo puedo estar agradecida.

Mi pasacalles continúa pero con la cara renovada y sus calles asfaltadas.

A todos/as, gracias.

lunes, 26 de noviembre de 2018

Fuera

De reproches, envidias y egoísmos no guardo…
Perdones, no tengo...
porque los he pedido cuando me he equivocado y los he dado cuando lo han necesitado.
No almaceno rencores ni hago inventario de desilusiones.
Y así me va.

13 comentarios:

  1. Liviana y libre de ataduras.

    Mil besitos y feliz noche, Laura.

    ResponderEliminar
  2. No sé cómo opinas que te va, pero seguro que mucho mejor si anduvieras cargando reproches, envidias y egoísmos. De los perdones, siempre conviene tener ahorrados algunos, por si alguna vez hacen falta ante alguna urgencia (también consejo de madre ;-))

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. La libertad que ansió y por la que lucho día a día...bellas letras amiga, saludos

    ResponderEliminar
  4. Te debe ir genial (; libre como el viento. Apunto una frase de un sabio: El olvido es la mejor venganza y el mejor perdón.
    Un abrazo enorme!
    P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tanto como genial...pues tampoco!!! jajajja pero ahí voy ... besos

      Eliminar
  5. Al leerlo pienso que te va bien.
    Al menos lo que dejas fuera son claves necesarias para estar bien.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que salga lo malo y entre lo bueno... Un abrazo

      Eliminar
  6. Y aun así, hay cosas que no se pueden perdonar.

    Abrazo, Laura.

    ResponderEliminar
  7. Creo que en el "olvidar", si bien no va implícito el perdón, ya no tendría relevancia...

    Si hay "olvido", ¡qué habría que recordar!

    Abrazo Laura.

    ResponderEliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...