martes, 6 de noviembre de 2018

Amor propio

Tuve que equivocarme una sola vez para darme cuenta de lo que nunca volvería a hacer.
Vergüenza propia, a veces.
Vergüenza ajena, siempre.
Porque no me gusta hacer daño gratuitamente…
e ilusa de mí, tampoco me gusta que me lo hagan.
Hay muchas formas de amor…
y yo, del que estoy hablando,
es del “amor propio”.

6 comentarios:

  1. Me ha encantado. Sí, a veces aprendemos tarde, pero aprendemos y el amor propio es necesario.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  2. De ilusa poco. Muy lista eres si con una equivocación ya aprendiste. Yo me equivoco una y otra vez y aún no aprendo, jajaja. Pero no desisto.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja eso es importante, no decaer.
      un beso Alis.

      Eliminar
  3. Yo no aprendo nunca. Dame la receta Laura :)
    Qué bien escribes. Por cierto... Felicidades por los doce años!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy la receta... en esto que estoy hablando vale, pero en todo lo demás....me equivoco día si día también...
      Podríamos montar un club entre todos, erráticos anónimos.
      Gracias por pasarte por aquí Gumer.

      Eliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...