lunes, 1 de octubre de 2018

Perdimos

Encontré en ti la perfección, aun sabiendas que no existe.
Ilusa la encontré, perfecta tu, incrédula yo.
Errática fui, porque imperfecta me sabía.

Y encontrarte no fue suficiente…
para dejar de buscarte…

No comprendí que fallabas,
tanto o más que ignorabas,
lo que estaba a punto de pasar…

Aceptaba tus errores,
porque te ensalzaban,
te hacían humana,
mientras te seguía allá donde ibas,
fiel, venerada y confusa…
porque te creía,
te creía y quería…
como nunca antes a nadie…

Y ese fue mi gran error,
hacerte sentir importante, necesitada…
mientras tú te sentías asustada, condicionada…
tanto  como para no saber encajar…
todas las piezas de aquel puzle que tanto trabajo nos costó montar,
tanto como para que no supieras valorar lo que habíamos construido y sin más, lo dejaras estar.

Conmigo habrías conseguido encontrar tu ansiada tranquilidad.
Tu sosegada paz.

Bendita farsa,
que engaño tan descomunal…
al que te sometiste a ti misma buscando lo que no querías encontrar.

Vértigo, es lo que sentí cuando me elevaste tan alto y miedo es lo que tuve cuando caí tan bajo.
Y me desperté de un sueño que quise soñar con los ojos abiertos.
Y los que como yo, amamos de verdad, conocemos más de insomnios que de sueños…
Y esté despertar, con creces, ha sido el más brutal…

Tu, perfecta imperfecta…
Yo, eufemística perfecta.

Todo es lo que queríamos.
Nada es lo que tenemos.

Y perdimos, mi amor, perdimos las dos.

6 comentarios:

  1. Putada de las grandes...

    ("los que como yo, amamos de verdad, conocemos más de insomnios que de sueños…". Cuánta razón!)

    ResponderEliminar
  2. Hola Laura, el amor es así, estremecedor en todos sus significados....
    Gracias por esta joya..
    Pasa buen día, besos en rebeldía..

    ResponderEliminar
  3. El que no siente (y a veces pierde) para mi, está muerto en vida.
    Por qué el amor es masoquista. Pero el masoquismo guarda en si cierto placer no?

    ResponderEliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...