miércoles, 4 de febrero de 2015

Todo lo que tengas.

Entré en tu vida,
entré en ti,
sin hacer ruido,
despacio,
sin hacer daño.
Cerré la puerta tras de mí,
dejando fuera lo banal,
solas tú y yo,
el espectáculo comienza…
aplaudo.
Las localidades están vendidas,
tienes tu asiento.
Siéntate,
relájate,
disfruta.
entre tú y yo existe un espacio,
inhabilitado,
que no es de nadie,
comienza el baile,
¿te dejas llevar?
Tendrás que darme,
todo lo que tengas…
luego,
te sacaré a bailar y espero,
que notes la distancia entre mis pies y el suelo.
Vamos dando pasos, pequeños pasos,
nos vamos llevando….
No pares, dedícame este baile.
Pedirlo por favor, no es una opción.
Y si no quieres,
deberías tumbarte y comenzar otro tipo de baile.