martes, 25 de septiembre de 2012

Vaya...

Extrema riqueza,
de tu boca…
bienvenida sea,
a mis labios,
que abiertos como picos de pájaros,
piden comida mientras muerden a picotazos.

Y es que afilo mi lengua,
en contacto con el aire,
mientras se evapora el calor que desprendes,
mientras humedezco todo a su paso.

Recorriendo los vértices,
de tu cuerpo que no me cansa,
arrastro la sal del mar que te llevaste a casa,
mientras callada,
voy chupando
y lentamente,
voy tragando.

Y solo pienso en amarte,
desnudarte,
saborearte,
sabor de arte,
mudarte,
bañarte,
volver a amarte.
sin despegarme.

No sé que me das,
bueno,
si,
si que lo sé,
creo saberlo bien,
pero dicho así quizá queda mejor…
es como el aire que respiras,
al que no das importancia,
pero que necesitas.


4 comentarios:

  1. Estás pletórica, en todos los sentidos. Fotos, letra y sonrisa.
    Preciosa en todas las esquinas.

    Millones de besos ácidos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Cris :) donde estas? besos

    ResponderEliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...