martes, 13 de diciembre de 2011

Nuevos planes, idénticas estrategias.

Como un borrador a lápiz, que poco a poco se va difuminando, la tinta corrida se va aplastando sobre las yemas y va ensuciando los demás papeles en blanco…
Esa es la comparación que te encuentro, en estos momentos que de nuevo hacen que escriba y que de nuevo me traen tu recuerdo.
Ese recuerdo que hablábamos y que no sabíamos muy bien el porque habíamos olvidado así sin más.
A veces pasamos página demasiado rápido.
Y es en ese preciso momento, en el que involuntariamente nos negamos cualquier tipo de satisfacción, quizá porque pensamos que no la volveremos a tener… cuando nos dejamos ir en vez de dejarnos llevar.
Hoy recuerdo y me vienen imágenes…
Y te veo, aunque en la más absoluta oscuridad, clara intimidad.
Vuelvo a sentir que sigo viva.
Y es que las horas contigo, las pasadas, han regenerado mis ganas.
Y quiero más, no me lo niego, los desperfectos los pulimos a besos.
Y sacamos punta al lápiz, que la brocha fina define mejor los trazos…
Y en el boceto que me planteo, voy dibujándote pausada…
Aún recuerdo tu espalda, tu movimiento, tu jadeo…
La respiración que sale de entre tus dientes, tu puerta entreabierta…
La lengua húmeda, tibia..
El labio inferior carnoso y el superior amenazante…
van mordiendo poco a poco lo que me queda de palabra, hasta dejarme muda a mi también…
Pero es que llevo días en los que solo oigo tu respiración y lo poco que dejas de la mía.
Y que le voy a hacer si en tu aliento encuentro la mayor de mis desgracias…
La debilidad.
Y es que he sido viento, espacio, aire que se evapora si lo tocan, soy ganas, sonrisa, un tiempo que dedican, una canción que gusta, una nana a destiempo que no duerme, un atajo que desvía, un sueño del que privan, un café que no despierta, una hora que no llega…
Puedo ser tantas y tantas cosas, con solo abrir la puerta.
A veces volver a lo mismo, no es sinónimo de recaer sino de reencontrarse.
La técnica es siempre la misma, solo cambiamos de persona.
Y volver atrás la vista y retroceder en el tiempo, nos hace quizá sentirnos más imponentes, a algo que no es capaz de causar el más mínimo miedo… pero que nos hace temblar.
Y quiero despertar tu intriga al igual que levantar tus pasiones.
Mientras que son tantas las cosas que ya no huelen a limpio que es difícil darle una exclusividad a algo que ya ha sido de muchas… igual que darle sentido a unas palabras que por la boca ya han salido, aunque los oídos que escuchen sean distintos…
Es tan fácil, como darse cuenta de esto y que no llegue a paralizarte.
Porque en ese recuerdo que pasea por mi mente, el tiempo no te ha cambiado, sigues igual que antes… y no debo ni buscar ni darte explicaciones a lo que tu ya sabes de antemano.
Es natural, sale todo así de bien. Es conciso. Por fin.
Tu sabes, yo sé y no nos importa.
Y des-importándonos estamos, como en una segunda adolescencia.
Como en una segunda y mejor parte.

9 comentarios:

  1. Brutal, sencillamente genial! La espera ha merecido la pena :D

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. siempre dejas con ganas de leer más...
    un besote guapa! :)

    ResponderEliminar
  3. Paseas descalza por mi mente, andando a pasos callados. Susurros de mar en mis oídos que me traen de nuevo tu recuerdo. Saber que no te super entender me hace ahora quererte. Quererte desnduda, con la ropa tendida; sin atrezo. Quererte libre, hacerlo sin miedo. Quererte en ningún sitio y a la vez en todas partes; que todas partes se me quedan pequeñas contigo. Sabes que no pido, sabes que no quiero. Sabes que me callo si me das un beso. Sabes que soy clara, sabes que respeto. Sabes que valoro dos horas y un instante; un momento.

    Pensando pienso como se puede olvidar tu cara, lo sensual que estás durmiendo. Como se borra tu cuerpo, ahora más maduro; más bello. Como me perdí esa sonrisa.. esa jodida sonrisa...tanto tiempo.

    El mundo es de locos y los momentos de pocos. Mirarte es perderme y no hacerlo, de tontos.


    Adoro el sinsentido al que me estas llevando.


    Me ha encantado releerte a puntos.

    A.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué rico! ¡Una segunda adolescencia con toda la seguridad que ahora tenemos!

    Te quiero, bellezón. Y mucho.

    Besitos y cariños.

    ResponderEliminar
  5. Buah, que tontos son esos oidos que escuchan diferente, deberia concentrarse en leer, porque aqui siempre dices lo mismo.
    Me has puesto la piel de gallina.
    Simplemente genial.
    ;)

    ResponderEliminar
  6. Espectacular entrada....
    he sentido cosas que no sé si se pueden decir...jeje.

    Enhorabuena, sólo puedo decir eso.

    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  7. Niñaaaaaaaa :))

    Besazos dulces

    ResponderEliminar
  8. Si uno quiere, segundas partes pueden ser cojonudas...

    petonarro, guapa!

    ResponderEliminar
  9. Es GENIAL. Me ha encantado cada palabra... todo!
    Genial, de verdad.

    :)

    montones de besos ácidos!

    ResponderEliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...