martes, 1 de noviembre de 2011

Atea

Quisiera tener…
palabras facundas,
desenvolverme bien,
sentirme segura…
pero es que a veces,
inmunda…
no articulo frases,
con atisbos de cordura,
bisbiseos entre dientes,
como quien reza amilanado,
al no creer en ese algo…
impuesto
y desmesurado…

Y comedida,
vivo en el desdén,
disociando mis ideas
y tolerando mis creencias,
amilanada ante la madre de todas las sectas,
exacerbada,
mutada,
piel por hojalata…
mientras los latidos,
hacen eco,
y poco a poco se van perdiendo.

Y aplaudo el plagio,
lúcida,
elocuente…
riéndome de lo que dicen,
sabiéndome insulsa,
de lo que los curas recitan,
y yo con apego,
desprecio inculta.