jueves, 22 de septiembre de 2011

Día raro

A veces tengo la sensación de luchar contra un infinito, de no tener aliados en una guerra que desconozco, de tener más de un rival que me ataca por la espalda y de no tener con qué defenderme, tan solo la palabra.
Palabras que pueden herir pero que no arañan, que pueden dañar pero que no sangran.
Palabras que el viento se puede llevar y que solo el tiempo sana.
A veces tengo la sensación de que no conozco rey, que la ley se hizo para poder incumplirla y que no hay bufón que consiga en esta burla arrancarme una sonrisa…
A veces pienso que el manjar se puso sobre la mesa para poder sentar mal y que el vino con el que poder brindar no levanta mano ni copa.
A veces creo que el cuento, a mi, en vez de darme me quita el sueño.
Mientras quiero encontrar ese plano, ese mapa, donde garabatear mi fuga.
Y no por cobarde, solo para poder jugar, experimentar y ensayar mi muerte en vida sin sufrir daño.
A veces ya no sé quién quiero ser, guerrera, princesa, burlona o reina.

  Los días raros / Vetusta Morla

4 comentarios:

  1. A veces es más fácil saber qué no se quiere ser, que saber qué se quiere ser, ¿no?

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. O ser guerrera y princesa a la vez.
    Luchar con la palabra es una buena opción.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Sé..quién te haga más feliz.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...