viernes, 28 de mayo de 2010

...

"Masticando tu saliva, le pongo sonrisas a la vida"

miércoles, 19 de mayo de 2010

Diecinueve

¿Que día es hoy?
Últimamente no sé en que día vivo, ni el número que marca, apenas distingo el mes… tan solo soy consciente del tiempo que queda para volver a verte.
Ese pasa lento, pesado…
Averiguo la lentitud de los minutos cada vez que miro el reloj… pasan eternos de uno en uno….
¿lo sabias?
Yo también camino lenta, despacio, paso a paso…
Estiro y paseo mis piernas, en actos involuntarios.
Quedarme quieta, en ese acto mas que voluntario, lo reservo para cuando estoy por debajo de ti.
Y miro hacia arriba y te encuentro perdonándome la vida.
Me cuesta horrores expresarme en estos días, las dos sabemos el porqué, dicen que el poeta encuentra sus palabras en la tragedia y yo últimamente desconozco la tristeza.
Palabrería invertida y desafíos vetados.
Sentimientos recíprocos.
Sin peros dichos en deseos sentidos.
Mientras nos miramos y callamos.
Ese silencio que se escucha de repente aún sin palabras, oxigenan los suspiros, que salen de mi boca para entrar en la tuya… mientras nos hablamos sin decir nada.
Que nuestras manos se entrelacen, nuestras miradas se crucen constantemente, nuestras bocas se besen, se picoteen, se muerdan y se arranquen de las ganas...de esa pasión por un beso, de tan solo un beso más...como si nunca los pudiera volver a besar...me hacen darme cuenta de que estoy a punto de explotar.
No sé cuanto tiempo más podré callar…
Coseré mi boca a puntadas cortas…
Por si acaso…
Y teclearé con los dedos lo que se que tu vas a leer…
Me resulta más fácil, que no es más cobarde…
Adoro parecer tonta sin serlo, si…creo que esa es la definición que más se ajusta a mi estado de embriaguez constante...
Me tienes borracha.
Y mi resaca no pasa…
Amanece a tu lado, con la misma sed que no fue tragada…

¿No crees que deberías regalarme esta noche un sitio en el cual amanecer mañana al alba?

“Y tu pulso tamborileaba en mis sienes y muñecas como diminutas patas de ciempiés.
Con viento del este hiciste una cama,soplaste sobre ella para templarla
y con el murmullo de tu voz de agua me cantabas nanas sin letra.”



Maga / Diecinueve

lunes, 10 de mayo de 2010

Universos infinitos

Entre tu y yo, existe algo que nos une y separa…
Se llama cama.
Rincón exquisito,
donde me pierdo y me encuentro,
al filo de un precipicio…
Un balcón a la galaxia, a ras de cama.
Mientras sigo tumbada, mirando por la ventana.
Inmersa en mi abismo…
de preguntas, respuestas y palabras.

En cualquier momento… salto.
¡Cuidado!

No se si soy consciente, al menos lo intento.
La consciencia está a un solo paso de la locura.
¿y dime, que significa la palabra cordura?

Loca estoy si te digo que no, cuando quiero decir si.
A la cuerda vuelvo cuando te digo que me lo pidas de nuevo.

Debería atarte a ella…
O quizá yo…
¿Debería colgarme en ella?.

La cordura me queda grande, cuando resbalas en mi epicentro.
Mientras yo me hago diminuta entre las sabanas…
Por más que te estudie, no creo que llegue a aprenderte.
Aunque te dedique horas y horas de estudio…
Nunca se me dio bien hincar los codos.
Lo intentaré con las piernas.
Quizá tenga más suerte.
Esa que no me ha fallado contigo.

Acotando el espacio que te envuelve,
ese invisible que en tu nuca respira,
que rodea tu sien y te besa a escondidas…
Despierto torpe y tropiezo con tu sonrisa.
La línea divisoria la pones tú con la curva de tu boca.
De ahí no paso.
Ahí me quedo.
Ahí casi muero.

Horizontes cercanos, paralelas en forma… cuerpos equidistantes.
Tumbadas no caemos de precipicios…
Aunque tu grito final puede que sea mi gran y único abismo.

Olvidé que tiempo atrás sufrí de vértigo.
Pude curarme gracias a subir y bajar por tus pechos.
Pequeñas montañas quitamiedos…
que han puesto cura a mi enfermedad…
En la cima encuentré unos pezones,
donde pude agarrarme...y perder mis miedos...
antes del salto al vacío sin paracaídas...
que estoy viviendo estos días.

Espacio vetado al sin sentido
Trazo una línea invisible que intento traspasar a diario.
Medio loca, medio cuerda…
Ya no se lo que soy…
y apenas me importa…

Descubrí que de golpe… se pilotar aviones.
Y que puedo aterrizar sobre tu espalda…
No te duermas…
Te estoy pidiendo pista…

“Que empiece el viaje ya…
Infinita ingenuidad…
Ilusión centesimal…
Me creía tan capaz…
con mi cápsula de albal…”

Universos infinitos / Love of lesbian

martes, 4 de mayo de 2010

¿jugamos?

En susurros podrás
notar
mi piel
erizarse…

Mientras mis manos…
abarcan inconscientes,
un mundo de placeres.

No hay razón para asustarse
ni
motivo para bloquearse.

Fluye…
tu risa,
la mía…

Entre parábolas pasadas
que afirman mi creencia,
a lo que por fin
podría llamarse,
una historia normal.

Si la vida
nos sorprende
jugaremos a lo que sea,
a lo que venga…

La baraja se reparte a modos iguales.
Que aunque el palo no nos sea nuevo,
esta mano nos sabe diferente.

El as en la manga,
lo guardo,
por si acaso.
No para hacer trampas,
de eso yo no gasto…
Lo guardo,
por si el otro as de corazones
involuntariamente falla…
y
entre
partida y partida
se extravía entre las cartas.

Roba carta
y
de paso
también…
róbame miradas.

Que la partida
empieza
y
si quieres
no se acaba.


Me podría tirar un farol
decirte que llevo
las peores cartas…

Podría hacerte apostar
y
hacerte creer,
que vas a ganar.

Pero ni soy de trampas
ni de faroles…
juego con lo que tengo,
ni más ni menos,
y
aunque sé de antemano,
que con esta ronda,
mi partida está más que acabada,
prefiero no hacer muecas
y
aparentar que entre mis manos
anda inquieta
la mejor tirada…

Levanto ceja,
y con un par de narices
apuesto todo lo que tengo
y lo dejo sobre la mesa…

Que con este trío de ases…
el tuyo,
el mío,
y el que anda escondido
en la manga,
no hay nadie
que pueda presumir
de osadía
por ganarme…
sin yo dejarme.