jueves, 14 de enero de 2010

En el parque

Entre gritos, golpes, lloros, juegos, y porqué esto y porqué aquello…. mi madre me ha dedicado una mirada de esas de socorrooooooo….
A lo que yo en seguida, he solucionado con un: ¡¡¡¡nos vamos al parque!!!!.
(No todo lo soluciono igual, eh)

Bien, hasta aquí bien.
Corriendo camino del parque, que parecía que a las 20h de la tarde lo fuesen a quitar de su sitio (ya se que no es una hora decente para ir al parque…pero oye, soy una tía gay, digo guay).

A: Vamos a jugar a los castillos, tu eres un príncipe y tienes una espada, tienes que protegerme del dragón que echa fuego por la boca, esta puerta… (Y ahí no había ninguna puerta) tiene que estar cerrada, porque si no el fuego sube por las escaleras y llega hasta donde estoy yo….vale?

G: ¡Vale!

A: y tu….eres…. (A mi déjame en paz)(Me va a tocar ser el dragón, lo sé) tita…tu eres el dragón. (¡Lo ves! siempre me toca a mi tener que ir detrás de ellos)…. ¿Vale?

L: ¡vale!

(Se nota quien manda, ¿no?)

Movimiento….a sus puestos… La niña se pone a correr, sube una rampita (supongo que era la del castillo) se resbala cayendo hacia delante y frena con la FRENTE.

A: Buuuuuuua……. Titaaaaaaaaaaaaa…. (Lloros) y eco, cuando llego a la niña y al castillo, chichón)

(A mi se me escapaba la risa)

Seguimos….GRRRRR (como hace el dragón), y yo corriendo como una idiota por el parque, sacando fuego por la boca, moviendo la colita y esas cosas…

A: Aaaah que nos quema…correeee… da dos pasos y booooom de morros al suelo…. (Yo riéndome)

L: Niña, ten cuidado….que estás un poco torpe, ¿no?....

A: Vale, vamos a cambiar de juego, ¿me dejas tu bufanda tita? Vamos a jugar a la gallinita ciega.

L: Y claro, yo soy la gallinita ciega, ¿verdad?

A: ¡Si!

L: Pues no juego. Siempre me toca a mí hacer de animal….

A: Bueno, vale…ya lo soy yo….joooo….

L: Le pongo la bufanda en los ojos (con doble giro porque es una tramposa y siempre dice que no ve, pero ve…que lo sé yo) y me empieza a perseguir por todo el parque… que quiero creer que la niña tiene buen oído y se dejaba llevar por el ruido de mis pies….porque vamos no me perdía el rastro (lo que digo yo, tramposa)… la consigo despistar un segundo, el niño que me llama, la que se despista soy yo….y cuando me giro, veo como la niña va directa con los brazos estirados y abiertos, hacia el palo de madera de los columpios….Boooooom!!!!
Directa al suelo.

A: Titaaaaaa…. Llorando, me echo daño…. (Se ha metido una santa ostia, que lo he visto)…. La niña que me abraza, que se me sube encima….a lagrima suelta…y lo sé, soy mala persona, pero a mi me ha entrado la risa y no podía parar de reír… y entonces le ha dado rabia y me pegaba….le he puesto un poco de agua de la fuente (como agua santa)…. Y le he dicho, anda, vamos para casa…que has estado 20 días con los abuelos y no tienes ni un rasguño, estas conmigo 10 minutos y te subo sin dientes.

G: ¿Y donde vamos aluego?

L: ¿Aluego?... ¿aluego donde es? ¿Esta cerca de aquí? Se dice y luego….

G: ¿Y luego donde vamos?

L: Tu a dormir, yo a escribir.

11 comentarios:

  1. Deliciosa cotidianidad. Nos leemos "aluego".

    ResponderEliminar
  2. Lauraaaaa me encanta lo que escribes y como lo escribes puras pildoras de literatura, de vida...
    Besazos!!!

    ResponderEliminar
  3. Pídele perdón a tu sobrina de mi parte...que me he reído. Lastimilla XD

    ResponderEliminar
  4. Jajjajaajjajajajajaaja!
    He imaginado cada uno de vuestros pasos por el parque.
    Esta claro que solo era medio tramposa, si ves no te das de bruces contra un palo.
    XDD

    ResponderEliminar
  5. pero pero... a luego donde vamos? *.*

    jajaj Besitos lau :D Muaak :D

    ResponderEliminar
  6. Vaya patito que tienes por sobrina jejejeje. Yo quiero ser mayor para contar alguna hazaña de estas también :)



    ¡miaugrande!

    ResponderEliminar
  7. Lo bueno que tienen los niños es precisamente eso; reaccionan a lo que (les) sucede en función de cómo nos vean a nosotros...Si te tomas a risa algo, ellos no se ven capacitados para llorar más de la cuenta.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Laura... q lindo , los parques esconden tantas historias.
    si llego a ir a barcelona me gustaria pedirte unos consejos!

    besossss

    ResponderEliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...