domingo, 15 de noviembre de 2009

Días como hoy

Hoy me siento aquí, sin otro pensamiento que no querer dejar pasar los días sin más.
Hambre de experiencias.
Hambre de vivencias.
Ganas de aprender.
De nutrirme.
De crecer.
De saber un poco de todo y poder con todo.
De abrir mi mente, abrir mis ojos, abrir el corazón y no dejar escapar nada a mi alrededor.
Avariciosa, egocéntrica, repelente… hoy leería mil libros, escucharía cientos de canciones y me dedicaría un sinfín de escritos.
Hoy, no me levantaría de esta silla, de esta mesa, de esta mi vida… y me deleitaría con el pasar de infinidad de fotografías.
Hoy, escribiría…
Escribiría tanto… que empezaría una novela y la terminaría.
Pintaría un cuadro al óleo, lo secaría a soplidos y hasta lo colgaría.
Hoy me dedicaría todo mi tiempo, todo mi arte, todo mi sueño.
Desafortunadamente… los minutos van en mi contra… y acabo tirando el reloj a la basura por falta de pila.
Va cayendo la noche… y no puedo luchar contra eso…
Me come mi propio tiempo.
Me quita las ganas de comerme a mi misma en una sentada.
Atracón de vanidad, de palabrería, de querer abarcar mucho más de lo que puedo asimilar.
Digestión pesada que no pasa, que se estanca… haciendo mis tripas sonar como pidiendo más.
Hay días, como hoy… en los que pararía el tiempo y pondría el cronómetro a cero.
Días como hoy, en los que hincaría los codos y estudiaría voluntariosa hasta aprenderme mi propia vida.
Días como hoy, en los que el tiempo se merienda a mi propio tiempo.
Mientras yo lucho contra eso…
Mientras yo sigo con un hambre voraz y nada consigue saciar mis hambrientas ganas de tragar.

25 comentarios:

  1. Yo igual a veces quisiera parar el cronómetro y empezar TODO absolutamente TODO desde cero.

    Un beso, espero andes muy bien, estos día por razónes muy extrañas me quedé sin red pero justo ahora me di una escapadita para leerlas, espero regresar pronto a esto pues me hace mucho bien ver textos tan bellos como el tuyo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. No enfrentes todas esas ganas al reloj Laura, no hace falta que le pongas el fin hoy al libro ni la firma al cuadro, lo que cuenta es la actitud, vendran muchos dias como hoy y podrás terminar tus obras...seguro.
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Es como estoy, trabajando en domingo :(
    Con ganas y sin ganas.

    ResponderEliminar
  4. Es como me siento hoy, trabajando en domingo :(
    Con ganas de todo y de nada.

    ResponderEliminar
  5. Yo, hay días como estos en que le echo un pulso al tiempo y corro contra él. Y siento que se me escurre y me supera.
    Hay días como estos en que quisiera hacer tantas cosas...
    Tiempo al tiempo, me dicen.
    Yo hay días en que quisiera tiempo para el tiempo ... y un rato más.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hay dias en los que el mundo no nos importa y el corazon nos envuelve, dias en los que crear, ver, sentir, pensar es todo lo que queremos hacer! Como siempre digo el tiempo es la peor de las invenciones, es el mas grande dictador y nos domina como quiere... pero de vez en cuando, podemso burlarlo, haciendole caso solo a los latidos de nuestro corazon!

    Un beso con gotitas de agua!

    ResponderEliminar
  7. Lo importante es aprovechar y disfrutar cada segundo al máximo.
    La de tiempo q perdemos cuando nos "paramos" a pensar q queremos q se pare, en lugar de emplearlo bien empleado...Soy experta en ello, una pena.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Lo mejor es no llevar nunca reloj para no saber el tiempo que ha pasado..
    Cuánto más detrás, más persigas los segundos, más planifiques..menos caso te harán las horas.
    No te adelantes, no quieras correr..ya te alcanzará.
    muakssssssss

    ResponderEliminar
  9. que nada haga desaparecer esas ganas de comerte el mundo...
    un beso enorme!

    ResponderEliminar
  10. Cuando se tiene hambre no hay más que comer, señorita. Aunque sea hambre de experiencias.


    miau
    en
    bici

    ResponderEliminar
  11. Alimentate de la tierra de la vida y transformala en savia para tus venas y que fluya Laura....
    Me ha gustado muchisimo Laura anduve algo perdido tengo que leer mas cosas tuyas ya te dejo por aquí mi impronta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. si te sirve de consuelo:) yo tengo hambre de experiencias:) y ahora lo único que como son examenes y más exámenes
    un beso para ti:)

    ResponderEliminar
  13. Saludos a tod@s....
    ando falta de tiempoooooo jajajjajaa

    ResponderEliminar
  14. Lo único malo de esos días, es cuando tienes demasiados de ellos :(

    Un besote Cerdil. :* :*

    ResponderEliminar
  15. Si tienes hambre, come hasta saciarte ;)

    Beso!

    ResponderEliminar
  16. Me gusta esta entrada en la que el deseo reivindica titularidad.
    Hambre voraz de tener hambre...

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  17. Y a mi que me pasa algo muy parecido...

    besotes de esta peke.

    pd. te espero por mi rincon con una taza de cafe caliente, siempre que quieras...

    ResponderEliminar
  18. Hay dias como hoy que salen a la calle y visten sedas, canciones que rebotando en las paredes que apenas nos permiten distinguir entre el mar y el bosque a oscuras

    ResponderEliminar
  19. Al final el tiempo se lo come todo? y yo ando algo desganada...

    ResponderEliminar
  20. pues yo hoy, haria lo que fuera por que el tiempo pasaria mas rapido... porque me da la sensacion que se ha parado.

    ResponderEliminar
  21. Le preguntaron a un indígena gentilmente trasplantado a una ciudad "civilizada" que cual era la mayor diferencia que había encontrado entre ambas culturas.

    El dijo: "Ustedes tienen relojes, nosotros tenemos tiempo"

    Suerte, amiga.

    ResponderEliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...