jueves, 23 de julio de 2009

Nuevas sonrisas

No te conozco.
Quiero.
No te he hablado.
Me gustaría hacerlo.

Porque con palabras se que dos personas que no se conocen, pueden llegar a entenderse.

Puzzle de infinitas piezas que acaban encajando unas con otras, para crear una hegemonía perfecta.

Siempre me pasa lo mismo, hasta que deja de pasar.
Intento seguir mi propia norma. Primero observar, después hablar.

Ver afectada mi calma en pequeñas dosis…para no perder mis costumbres.

Me muestro distante ante quien no conozco, hasta que alguien me despierta la intriga, alguien llama mi atención, alguien despierta en mi algo llamado intuición.

Algo que normalmente divaga a mí alrededor y que en pocas ocasiones me da un toque de atención.

Intento mantenerme silenciosa, sigilosa porque a veces la gente confunde las cosas…el que recibe no siempre lo hace como nosotros lo deseamos.
Porque yo soy la primera que rechazo todo aquello que llega en abundancia y con prisas…
Porque me gustan las cosas que van despacio, que se muestran poco a poco…que se disfrutan de vez en cuando.

Todo lo nuevo sorprende.
Todo lo abundante cansa.

Por eso prefiero el paso a paso, si es que pasito a pasito se llega a todos sitios.

Saborear y deleitarme la mente, el corazón y el paladar con pequeñas cosas que se hacen grandes.

Porque lo importante, lo realmente importante, esta en los pequeños detalles.

Siendo pequeños, se hacen grandes.
Importantes.

Como un primer saludo, que llena de ilusión, así salido de la nada y que sorprende de forma grata.
O unas cuantas charlas, en las que soltamos en pequeños montones, las vivencias, las maneras, los sueños, las alegrías y las penas…

Y no hay otra, las cosas pasan porque si.

No hay que buscar respuestas, las explicaciones a veces, no explican nada.
Al menos eso creo.
Hay personas que transmiten.
Hay otras que no.
Así de simple.

Y si tú me transmites, quiero quitar poco a poco el papel de regalo que te envuelve.
Sin pedir nada, sin esperar nada.

Me gustaría decirme a mi misma, que no me he equivocado, que estos ojos que no ven nada…a ti te ven.
Que esta boca que no dice nada, a ti…te habla.
Que estas risas que guardo, a ti te son regaladas.

Palabras y mas palabras que lo único que intentan es encontrar entre tanta gente, una buena alma.

En este mundo que a veces esta lleno de todo y a veces, lleno de nada.

¿Qué se puede pedir cuando crees que lo tienes todo?
¿Qué se puede pedir cuando a veces crees no tener de nada?

Es sencillo.
Es complicado.

Siempre, en todo lo negativo, hay algo positivo.
Siempre, en todo lo positivo, hay algo negativo.

Como el vaso medio lleno, o el vaso medio vacío.

Depende quien mire, como mire, como sienta, lo vera de una manera o lo vera de otra.
La ley de la gravedad.
Todo lo que sube, vuelve a bajar.

Igual que se pasa de reír a llorar, con una facilidad…

Como del amor al odio…un pasito nada más.

Como no acordarse…o no tener recuerdos…. ¿que es mejor?
Gran pregunta. Gran respuesta.

Es mejor tener luz propia que vivir a la sombra.

Luz que se fusiona, que llena de magia.

Palabras y mas palabras, esas que me gustan, que me dan fuerza, que me dan vida…que hoy por fin te dedico, porque una deuda es una deuda, mas bien una promesa…
Porque si me siento capaz de escribirte sin conocerte, se, que conociéndote seré capaz de decirte muchas cosas…y cuando me siento capaz, es, porque se que la otra persona merece la pena….y por suerte, en este sentido, casi nunca me equivoco.

Y me equivoco siempre tanto y tan a menudo…
Espero que te guste lo pensado, lo escrito y lo regalado…

3 comentarios:

  1. Con mucho cariño...te dije que no lo colgaria, pero no puedo evitarlo, porque me arrancas muchas sonrisas y eso a mi, me gusta gritarlo alto. un besazo

    ResponderEliminar
  2. Un genial regalo para quien estén dedicadas estas palabras...

    Cuesta dar un primer paso cuando quieres acercarte a alguien, una vez dado, el resto del camino deja de tener obstáculos si la persona resulta ser como tú habías intuido, imaginado.

    Estoy de acuerdo contigo... O hay feeling o no lo hay. No es algo que se pueda decidir por propia voluntad, hay gente que apenas conoces a la que te sientes, sin esperarlo, fuertemente unida por algún extraño y divino nexo.

    Qué se puede pedir cuando lo tienes todo? No creo que nadie lo tenga todo...

    Hay mucho por lo que soñar y luchar!!

    ResponderEliminar
  3. Hay tanto que falta tiempo....como digo, y me contradigo...¿que se puede pedir cuando crees que lo tienes todo?....¿que se puede pedir cuando a veces crees no tener de nada?...a veces lo material manda cuando hablamos de tener o no tener...pero otras veces,lo material no existe y añoramos cosas, esencias, personas que se fueron y que nadie podra reemplazar...lo jodido es, que hay ausencias que a veces, toman mas importancia y afectan al animo y todo lo demas pasa a un segundo plano...
    Es entonces...cuando puedes llegar a sentirte llena de nada...y eso es lo mas dificil de asimilar...
    Lo más facil de asimilar...es seguir conociendo gente que merezca la pena...y sobretodo, que aporten alegria...mucha alegria...para cuando los tiempos anden revueltos.

    ResponderEliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...