martes, 28 de abril de 2009

Partida empezada

Tímido rayo de luz que entra a escondidas por la ventana…
Inconsciente perdí las horas, mientras te amaba.

Se hizo tarde, se hizo de día, llego la mañana y con ella, el despertar de una noche que aun no acaba…

Besos, besos, besos…incontables tus besos, perdí la cuenta hasta de los años que tengo.

Absorta en tu mirada, no puedo bajar la guardia…mantienes la llama, avivas la brasa…me quemas, me sanas, me hieres, me subsanas…

Ladeo mis costados hasta que encuentro donde amoldarlos.
Puzzle, rompecabezas en el que al final encajo tus piezas.
Horas volcadas en solucionar el enredo, tu enredo, mi enredo, nuestro enredo…

Muevo ficha, piensas.
Juegas.
Atacas.
Esquivas.
Bloqueas.
Asedias mis pilares.
Me franqueas.

Espacios limitados por líneas imaginarias que pones tú, que pongo yo, que inventamos.
Quizá eso me hace sentir más segura, marcar limitaciones que luego ignoro.
Quizá así pienso y acabo creyendo, que tengo la partida en mi mano.
Que acabo ganando.
De antemano lo ignoro todo, antes de intentarlo.
Desfachatez, engaño.
De que me sirve mentirme, si aun queriendo ganar, no gano.

Me creo un mundo a mi medida.
Para acabar poniéndolo en tus manos.
¿De que me sirve creerme tan dura, si al final, mi vanidad no tiene altura?

Rayo de luz que cada vez toma mas fuerza…
Alumbra tu cuerpo, ya no se esconde…
Ventanas abiertas.

¿Quien necesita dormir, cuando hay batallas que esperan ser lidiadas, para acabar siendo ganadas?

Quiero luchar, hasta perder la fuerza.
Quiero luchar, hasta rendirme si hace falta.
Quiero luchar, cada noche, ante tu mirada.
Tener valor aunque no garra.

Ganar.
Perder.
¿Que mas da?
Si al final, mi lanza es tu mirada.
Y yo soy la diana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinion, para mi es importante...