sábado, 25 de abril de 2009

Elvira


Carta en deuda, que por fin escribo.
Carta que aunque pensé en más de una ocasión, nunca empecé.
Porque a veces en esta vida, no hace falta hablar, porque a veces equivocadamente ya damos las cosas por sabidas…porque a veces, las cosas ya se saben, porque a veces…porque a veces….a veces no hay excusas, lo se.
¿Que decirte amiga?
¿Qué contarte en un papel que consiga reflejar lo que siento?
A veces no me creo capaz de decir nada interesante, nada que pueda abarcar toda la inmensidad de mis sentimientos, o al menos, nada que consiga agrandarlos más de lo que ya lo son…
Pero quiero hacerlo, quiero intentarlo al menos.
Recordar el paso del tiempo, a veces bueno, a veces malo, pero siempre productivo…
Aunque se desordenen los factores…
Siempre hay conclusiones, siempre hay vivencias, siempre hay gentes, siempre hay olvidos, siempre hay sorpresas, siempre hay vida…aunque también haya muerte…siempre hay lo que una quiera ver y lo que una quiera mostrar.
Siempre hay Elvira.
Vivencias que durante estos seis años nos han enseñado.
A reír y llorar, a soñar y despertar, a amar y hasta casi odiar, aunque luego ese odio no sea tal, y olvidemos sin más.
Para que retener aquello que nos hace mal…si podemos dejarlo marchar…abrir puertas, cerrar ventanas, que no haya corriente, que no se rompa nada, la ley del seguro, ya sabes, que al final, no cubre nada.
Si el mejor agente es uno mismo, digan lo que digan, hablen lo que hablen…lo que cuenta, lo que marca, lo que queda…al fin y al cabo, es lo que vale.
Y a mi me vale saber, a mi me vale sentir, a mi me vale verte y sin hacer falta hablar, me vale entenderte.
Porque no hay diferencia de edad, más que la que una se quiera inventar. Si te miro, me hablas, si te escucho, te callas. Pero sabemos lo que hay, y eso es lo que importa.
Porque a mi me vale saber, que eres esa amiga fiel, esa amiga que solo tiene una cara y que es la que me muestra…porque me vale saber que puedo contar contigo, no solo por diversión, también por dolor, porque siempre estas ahí, silenciosa pero dispuesta.
Porque eso es lo único que importa. Es lo único que me importa.
Porque sabemos nuestros defectos, pero también sabemos nuestras virtudes, y esas son las que tenemos que explotar…porque no quiero conocer a nadie que sea perfecto, porque no será cierto, debemos equivocarnos constantemente para poder decir que aprendemos…porque de errores esta la vida llena, pero también de logros, y metas, y sueños, y cometas, que pasan veloces y para los que hay que estar bien atenta.
Quiero pensar en nuestro pasar por la vida, quiero pensar que esa vida nos pone a personas en nuestro camino, por algo, porque si, da igual, pero lo hace.
Y un buen día, esa vida nos juntó.
Miradas furtivas a sabiendas de que algo bueno había. Y así fue.
Recuerdo aun el primer día, cuantas risas, cuanta música, recuerdo aún ese ambiente en el que yo aún no había puesto un pie, porque no era mi estilo, ¿recuerdas?...y mírame ahora, míranos ahora, las reinas de la bachata…las reinas de la noche, de nuestras noches, de lo bien que lo pasamos cuando nos vemos, de lo que nos llegamos a reír cuando nos volvemos brujas, para luego ser ángeles…y así andamos, disfrutando lo que podemos, lo que nos dejan, lo que nos viene en gana.
Porque debemos ser rebeldes, para poder aprender a ser domables, si hace falta.
Porque lo somos, pero parece que nadie nos entiende…
Tú y yo nos entendemos.
Eso importa.
Y espero que siga así, siempre.
Espero que la adoración, la amistad, la transparencia, la lealtad, la diversión, las palabras, las miradas…todo lo que me das, todo lo que te doy, no lo perdamos nunca, porque eso define tu nombre, define el mío, y hace que dos personas puedan sentirse orgullosas de tenerse…de esta manera tan dulce, tan amistosa, tan llena de alegría, tan llena de vida.
Porque debería decirte que te quiero, pero no te lo digo.
Porque debería darte las gracias y no te las doy.
Porque debería hacer tantas y tantas cosas que no hago….
Por esto y mucho más, te pido perdón…
Perdón por ser a veces infranqueable.
Y otras por ser demasiado vulnerable.
Quiero aprender a demostrarte lo que intento narrarte.
Yo se que tu sabes, se que lo sabes…pero no quiero acomodarme en descuidos, despistes o olvidos…en persona quiero abrazarte y darte mi mejor sonrisa, porque sin duda, la mereces.
Mi buena amiga, mi gran amiga…te digo sin decirte todo aquello que no digo…
Yo se, tu sabes, que esto, es lindo.
Con mucho cariño, va….te lo digo…te quiero mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinion, para mi es importante...