domingo, 1 de marzo de 2009

Mi verdad

Deseo ponerme a escribir y no parar jamás, noto una sensación al empezar a hacerlo de aceleración, de querer hacerlo aún más rápido de lo que creo que puedo hacerlo.

Quiero escribir sobre sensaciones, esas que tengo y que a veces no puedo controlar, pequeños destellos de sensatez que me hacen sentirme viva, latente…como notar tu respiración, tu aliento tras de mi cuando hacemos que vamos a dormir, es notar como se eriza mi piel con esos suspiros que me das.

Notar como sonrío cuando acaricio la suela de tus pies y estos se arrugan y encojen.

Pensar en como me relaja pasar mis dedos entre tu pelo, como si haciendo esto pudiese peinar tus pensamientos y ponerlos a mi antojo donde a mi más me guste.

Mirar tus ojos, de ese tamaño incomparable, perderme en ellos, en su luz, en esa profundidad que me da la sensación de no acabar nunca.

Tengo la sensación de haber perdido mucho tiempo, por mis miedos, mis fobias, malditas, traicioneras…esas que se adueñaron de mí, quizás sólo de mi mente, quizás de toda mi persona….
Pero ya no, ya no quiero más…sé que no puedo cantar victoria aún, que es demasiado pronto, pero noto como si hubiese descargado toda mi carga, mi losa….y ahora andar ligera, no de ropa sino de ideas… de malditos miedos que no quiero que vuelvan.

Quiero hacer tantas cosas….tantas, que tengo la impresión de que me falta el tiempo. De que pierdo segundos a medida que van pasando, voy tras ellos, en una carrera sin fin, en la que no sé si podré ganar, pero al menos si en la que puedo participar.

Me pongo a escribir, eso que tanto me gusta y que casi tenia olvidado.También.

Que dormida estaba, lo sé, ahora si que lo sé. Perdoname.

He despertado incrédula ante mi desfachatez, ante mi manera de hacer las cosas, arrepentida por haberme sentido conformista ante mi vida, eso que siempre criticaba en los demás y que en mi no supe verlo, que vergüenza siento.

Te pido mil perdones, de verdad. Quiero gritarlos todos, quiero reconocer mis defectos, quiero corregir todo aquello que se que hago mal.

Quiero encender la llama, que alumbre mi vida, que la luz incandescente me anime cuando yo pierda fuerza….quiero tantas y tantas cosas, que me invade una sensación de egoísmo que me hace sentir mala persona…es cruel, pero es la única verdad.

Mi verdad.

La nuestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinion, para mi es importante...