lunes, 16 de junio de 2008

Cuando te echo de menos

Siempre me viene la inspiración en los momentos menos indicados, pero esto es así, no se puede controlar. Es como la necesidad de encontrar en las miradas un punto de inflexión, encontrar un punto y fijar en el mi destino, mi eloquencia, mis ganas de reir, de soñar, de volver a resurgir de las cenizas, aquellas que se fueron contigo, el mismo dia que te fuiste tu.
Han pasado dos años, dos años destinados al olvido, no por no tenerte en mi pensamiento, sino por la sensación de vacio que me acompañó durante todo este tiempo.
Por la abrumación que me invade al darme cuenta de que te estas perdiendo nuestras vidas...y a su vez, no poder tener tu beneplácito a mis aventuras y logros...
Dos años en los que no supe aceptar que te fuiste y que no volveras más.
Ese creo que ha sido mi gran error, soñar con lo imposible, vivir una mentira durante este tiempo y despertar tan sólo hace unos días.
No volverás, ya no estás, perdoname hermano por haber estado enfadada contigo sin quererlo ni saberlo.
Tu no querias, no se puede elegir sobre ciertas cosas de la vida, tuviste mala fortuna, me siento tan hipocrita que solo puedo pedirte disculpas.
Plegarias que lanzo al aire por si donde estas me escuchas.
Algo en mi me dice que no, que no existe cielo, ni existe Dios, y que hablarte o escribirte es simplemente algo que me reconforta a mi, porque siento que de alguna forma, es el hilo conector que ahora hay entre tu y yo...
Con una libreta alla donde voy, para poder escribirte si lo necesito...a ti, a la vida...a todo.
Tengo una sensacion de bienestar, de ligereza, con pellizcos de mucha alegria...que me invaden dia a dia....Estaba tan dormida.Lo sentia.Lo vivia.Lo lloraba...
Supongo que aceptar es avanzar, la muerte es una sombra que oscurece los dias mas luminosos,.
Tambien puedo decir que no se aprende nada de ella. Creeme. Consuelo de tontos. Se puede aprender de los propios errores, yo aprendí, contigo...tu me enseñaste a aceptarme tal como soy y afrontar con orgullo lo que no esta bien visto...Ese ultimo momento, esa ultima charla, ese ultimo abrazo...lo recuerdo vivamente, como si de ayer se tratase...Es extraño...yo que olvido todo con tanta facilidad....y eso lo tengo anclado a mis ojos, a mi mente...a mi corazon...gracias.
Hoy estas un poco más lejos que ayer, pero menos que mañana...aprendo a vivir sin ti, no me queda otra.Es así. Pero hoy tambien consigo esbozar una sonrisa al pensar en ti...y eso ayer no me pasaba...
Asi que estos estan siendo mis cambios, de niña a mujer...daría tantas y tantas cosas por verte de nuevo...y poder contartelos.
Te quiero y te echo de menos.

2 comentarios:

  1. Anónimo18/6/08 0:07

    me encanta y emociona leer estas lineas, una despedida y reconciliacion esperada ya hace tiempo, el tiempo k tu necesitastes para llegar a hacerlo.
    me alegra!! me viene a la mente la conversacion k tuvimos una noche no hace mucho sobre la vida, las despedidas de cerrar cosas pendientes k han pasado y acabado.
    tu lo haz hecho!!
    tkm.

    ResponderEliminar
  2. Cuan dificil es darse cuenta de lo que tu acabas de hacer...tus palabras son hermosas como lo es tu interior, que orgulloso debe estar si existe el más allá, si lee lo que le dices, lo que cuentas lo que sientes..solo puede salir de alguién que ha querido..que ha querido mucho, que encontró un amigo y sin darse cuenta se le fué.
    Laurita cariño eres grande..muy grande.
    TEM

    ResponderEliminar

Deja tu opinion, para mi es importante...