lunes, 25 de diciembre de 2006

renovacion

Que seria de mi, de mi persona…si aún queriendo hablar…callase!
Si sintiéndome así, tan llena…me importase la opinión de la gente….y me avergonzase de mi ser.
Quizá soy extraña, quizá no…extraño puede ser el mundo, la soledad…pero no este sinfín de sentimientos que me completa por entero.
Desde una mirada hasta un gesto, desde una palabra hasta un silencio, desde mi posición hasta el fin del mundo…me siento en ocasiones abarcada ante tanta magnitud que siempre me acecha.
Me da miedo pensar que algún día no sepa actuar, que ese temor me paralice y bloquee mi movimiento…que me sienta indefensa y observe mi vida pasar sin más.
Sentirme sola, no de compañía sino interiormente, creer que no soy capaz de hacer las cosas, no valorarme lo suficiente…
Que miedo más atroz sentirme insegura algún día…
Sé en estos momentos, lo que soy capaz de conseguir y de dar y no acepto menos por conformidad.
No espero nada de nadie…más de lo que me quieran dar, no quiero estar a la espera de algo y no recibirlo…sería angustioso…y de la misma forma, tampoco me creo con la obligación de dar nada si realmente no quiero darlo.
Quizás es un gesto egoísta, no lo sé….yo no lo siento así, pienso que ofrecer es un gesto altruista no obligatorio, y hacerlo sería una pequeña muerte diaria….igual que no sonreír.
Hasta lo más difícil, hasta lo más cruel, se puede adornar con una sonrisa.
Si sale del interior….con ganas, con fuerza…
Dedicar sonrisas esta empezando a resultar un esfuerzo para mucha gente…y sinceramente, no lo entiendo.
Pero ante todo esto, yo, observo…y me doy cuenta exactamente de en lo que no quiero convertirme…
Sólo le pido a Dios que me de la fuerza necesaria para conseguirlo.
Sólo me pido a mi misma…si llegase ese fatídico momento…saber apreciar la diferencia…y renovarme hasta volver a ser yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinion, para mi es importante...